Manual para la Tierra con vistas al proceso de Transición Planetaria.



Como fue recibido por : Ricardo Luiz De Bom Maria – Centro de Voluntarios del Comando Ashtar

( Original en Portugués)


Todos los derechos reservados al Centro de Voluntarios del Comando Ashtar.

Transcomunicación autorizada por el Comandante Mayor Intergaláctico del Comando Ashtar – Comandante Estelar Ashtar Sheran; y por el Señor Mayor y Gobernador del Planeta Tierra, responsable por TODAS las acciones de esa orbe – Maestro Sananda, Comandante de los Hermanos del Amor, regidos por el Rayo Rosa y por la Sinfonía de los cánticos de los Angeles y Arcángeles.

martes, 8 de noviembre de 2011

NOVENA PARTE – EL PROCESO DE MADURACIÓN INTERNO



NOVENA PARTE –
EL PROCESO DE MADURACIÓN INTERNO

Todo ser nace de su origen divino con la misión única de reconocerse totalmetne de forma conciente con el Creador Absoluto. Para eso, inicia una larga jornada cuesta abajo en el mundo de la forma física, y en varios Reinos de la Naturaleza, de varios orbes. Gradualmente y testeado en cuanto a sus capacidades, el Ser debe aprender a vivir sin destruir de forma nociva y a usar toda su capacidad creativa, que es Divina, para la evolución del Cosmos.

De ese modo, somos todos en verdad, ingenieros cósmicos. Cada vez más vamos aprendiendo a construir y reciclar los mundos y sus energías. Por lo tanto, el ser deberá tener total dominio primeramente, de su propio universo, que es  su conciencia.

Debe aprender a lidiar con los pensamientos, usando esa energía tanto para su desarrollo como el de sus semejantes. Debe, del mismo modo, aprender a lidiar con las emociones, y conjugarlas con la razón sin  verguenza. Esto , cada ser va aprendiendo a hacerlo a lo largo de sucesivas encarnaciones.

Con este proecso de vivencias en el mundo de la forma, el ser internamente va madurando las Leyes Cósmicas, y percibe que actuar contra Ellas, en nada ayudará a su desarrollo rumbo a parajes más evolucionados.

Actualmente, el ser humano, sufre muchas influencias de sus cuerpos de la emoción, y muy raramente tiene sabiduría suficiente para utilizar su razón , o sea, sus cuerpos mentales, en auxilio de los emocionales. Eso genera una descompensación generalizada en la energía del ser, dificultando su conexión con su núcleo interno, titular de la Verdad Única.

Debe ser, de este modo, intención consciente de cada uno, desarrollar madurez hacia esos dictámenes, y no más  permanecer esclavos de las emociones y de las perturbaciones mentales.

Para eso el ser debe antes de todo permanecer en retiro, en el silencio interno, e ir promoviendo la maduración de sus cuerpos emocionales y mentales. Estos deben trabajar en conjunto, en plena armonía y no contraponiéndose uno con el otro. Y más que eso, en el curso de esa maduración, tales cuerpos deben alinearse con un cuerpo más sutil, el Espiritual. Ese si debe comandar todos los otros cuerpos, hasta que uno más sutil que el propio Espiritua asuma el comando.

Aquellos que permanecen bajo el dominio del cuerpo emocional, están irrevocablemente destinados al sufrimiento. El amor nada tiene que ver con ese cuerpo, el emocional. A no ser el amor mundano, repleto de apegos y miedos. El verdadero Amor, de la entrega y de la ayuda, viene de cuerpos más sutiles y de la propia mónada, libre de cualquier tipo de apego o miedo. 


Ashtar Sheran

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.